Somos una compañía con vocación global. Desde sus inicios Ormazabal no ha dejado de crecer y de ampliar su presencia en el mundo lo que pone de manifiesto la capacidad de adaptación de la organización y de nuestras personas a los diferentes contextos y mercados.
 

Queremos estar cerca de nuestros clientes, apoyándolos con tecnología y soluciones que se ajusten a las necesidades y características de los mercados locales. Esto nos lleva a estar presentes en un número creciente de países donde contamos con una implantación propia a través de delegaciones comerciales, centros de fabricación o a través de una cuidada red de colaboradores.


Nuestro proceso continuo de internacionalización responde a una política de crecimiento sostenido apoyado en pilares esenciales como: desarrollo tecnológico, gestión del conocimiento, soluciones locales y el establecimiento de relaciones sólidas con nuestros clientes.

Oficinas comerciales: 20 países
Presencia internacional: 100 ciudades
Instalaciones industriales en los 5 continentes

Ver más