Contacta con nosotros Dossier de prensaBe part of the Ormazabal talent

RELIABLE INNOVATION.
PERSONAL SOLUTIONS.

Distribución Pública | 26 Jul 2021

Ormazabal desarrolla una subestación metálica autoportante no containerizada



La subestación autodescargable, destinada a Iberdrola, puede ser transportada por carretera sin unos requisitos especiales y utilizada en ubicaciones temporales o definitivas

El equipo de I+D de Ormazabal ha logrado un nuevo hito mediante el diseño y desarrollo de una subestación metálica autoportante no containerizada para Iberdrola. El reto de este proyecto consistía en la necesidad de una solución que permita ser transportable por carretera sin unos requisitos especiales o complejos, utilizable en ubicaciones temporales o definitivas, pero sobre todo responde a la exigencia de ser autodescargable.

Para ello, el equipo de Ormazabal ha diseñado una solución, basada en un edificio metálico ad-hoc, que presenta la particularidad de disponer de un sistema autónomo de elevación mediante cuatro patas de apoyo extensibles. Esto le confiere ergonomía y portabilidad, con una ventaja sustancial: la eliminación de utilización de grúa u otros medios de elevación para su carga sobre camión o su descarga. Además, esta solución permite una puesta en marcha en un tiempo muy inferior al de otras soluciones convencionales.

La subestación va equipada con celdas Ormazabal de media tensión tipo cpg.0 de simple barra de distribución primaria: de hasta 36 kV / 1250 A / 31,5 kA; unidades electrónicas de protección multifunción y control; un transformador con dieléctrico líquido biodegradable de 250 kVA para servicios auxiliares; múltiples opciones de alimentación auxiliar: TSA, tomas CETAC B1 y B2; un sistema de control de subestación (UCS); así como el resto de equipamiento según los códigos homologados por el cliente.

El sistema de elevación autónomo, emplea un accionamiento hidráulico, solidario con la envolvente. Para alimentar la maniobra, el equipo cuenta con grupo electrógeno de 12 kVA instalado en su interior. El conjunto dota a esta subestación metálica de una ventaja diferencial frente a otras soluciones: su facilidad de instalación en lugares de acceso comprometido, eliminando costes y tiempos adicionales en su descarga/carga, y consecuentemente, el disponer de una subestación puesta en marcha en un tiempo muy reducido.