Contacta con nosotros Dossier de prensaBe part of the Ormazabal talent

RELIABLE INNOVATION.
PERSONAL SOLUTIONS.

Terciario | 23 Abr 2021

Solución de Ormazabal para garantizar un suministro energético fiable para un centro alimentario en Alemania



Edeka Rhein-Ruhr, un grupo regional del sector minorista alemán, está invirtiendo 100 millones de euros en Moers (Renania del Norte-Westfalia) en la construcción de un centro de suministro local de última generación en un terreno de 125.000 m². Casi 6.000 kVA de potencia instalada asegurarán el suministro de energía en el complejo. El Equipo de Soluciones de Ormazabal ha desarrollado un paquete completo para los componentes de media tensión utilizados en los centros de transformación, incluyendo la tecnología de protección, especialmente adaptada a las condiciones locales y a los requisitos del operador de la red. 
 

El nuevo centro de abastecimiento local incluirá un edificio para la venta minorista de alimentos, una zona de parking y la oficinas administración. En el futuro, todas las actividades locales de Edeka Rhein-Ruhr tendrán allí su sede, y alrededor de 700 personas trabajarán en el complejo, cuya apertura está prevista para el segundo semestre de 2021. Se esperan unos 5.500 clientes diarios en la nueva tienda de experimentación, en la que antes de implantarlos en otras tiendas, se probarán nuevos productos y desarrollos para el comercio minorista de alimentación, como procesos de caja optimizados.
 
El partner de Ormazabal, Elektrotechnik Eimers GmbH, fue encargado con la construcción de la totalidad de los centros de transformación y distribución de media tensión. Durante muchos años, Eimers ha confiado en la tecnología de media tensión de Ormazabal para equipar sus centros de transformación. En este proyecto, Ormazabal ha colaborado con aparamenta de MT, individualmente configurada para el proyecto: Cuatro centros de transformación, incluyendo dos centros de distribución con aparamenta gae y dos subestaciones con conjuntos compactos de celdas ga, con una potencia total instalada de casi 6.000 kVA, que abastecerán de electricidad al complejo de edificios. 
 
El proveedor de energía ha tendido líneas de media tensión en el emplazamiento específicamente para el nuevo edificio, de modo que los nuevos centros de distribución puedan integrarse mediante una conexión en anillo. Uno de los centros de distribución principales abastecerá al complejo administrativo, el aparcamiento y las instalaciones exteriores con iluminación y puntos de recarga para vehículos eléctricos, mientras que el otro cubrirá el Centro Edeka, los locales comerciales y el centro de datos. Dado que el emplazamiento es muy extenso y que, de lo contrario, habría sido necesario tender el cableado de baja tensión a lo largo de varios centenares de metros, cada uno de los centros de distribución principales se conectaron a otra subestación, colocada estratégicamente en el emplazamiento para minimizar esfuerzos y costes de instalación.
 
Ormazabal preparó las celdas de línea de acometida instaladas en las dos centros de distribución principales, para el uso de tecnología de control remoto. Para ello, se motorizaron los pasos de cables y se utilizó un sistema UPS de 60VDC integrado en la caja de relés. Los productos comparables disponibles en el mercado requieren un armario independiente, lo que, además de ocupar espacio, exige un cableado adicional, que no es necesario con el sistema de Ormazabal. Las celdas de interruptor automático de media tensión se equiparon con la tecnología de protección propia de Ormazabal, que también se configuró para cumplir con las especificaciones de proyecto del operador de la red. El dispositivo de protección multifuncional digital ekor.rpa-120 se utilizó como protección de linea de los interruptores de potencia que iban a las subestaciones. "Con esto, además de la habitual protección de sobreintensidad, también podemos detectar y trazar la dirección de la falta a tierra. Anteriormente, Eimers recurría a dos dispositivos de protección individuales de otro fabricante para este fin, pero nosotros hemos sido capaces de combinar ambas funciones en una sola aplicación", explica Thomas Höfkens, Director del equipo de Soluciones de Ormazabal. En las celdas de interruptor automático de los transformadores, los dispositivos de protección ekor.rpa110 protegen a los transformadores contra sobrecargas y cortocircuitos. Ormazabal probó la tecnología de protección con los ajustes especificados por el cliente en su propia fábrica antes de su entrega a Eimers, por lo que no es necesario realizar pruebas adicionales in situ en las instalaciones del cliente.
 
Para el correcto funcionamiento del supermercado, la administración y, sobre todo, el centro de datos, la seguridad ante fallos es de gran importancia. Por ello, toda tecnología de protección se ha diseñado de forma que, en caso de producirse una falta, sólo se desconecte de la red la sección afectada. Las líneas no afectadas siguen conectadas, lo que garantiza el mejor suministro posible para todo el complejo durante los trabajos de mantenimiento de la red.